Piden urgente aumento en el presupuesto para salud mental en Chile

0
41

SM - Piden urgente aumento en el presupuesto para salud mental en Chile

En el contexto de un estallido social seguido por meses de pandemia, un posible rebrote, incertidumbre por los cambios necesarios que está viviendo Chile y una violencia policial muy presente, distintas organizaciones exigieron al gobierno un aumento urgente del presupuesto de salud mental en Chile.

Junto a más de 20 organizaciones, donde destacan la Universidad de Chile, el Instituto Milenio para la Investigación de la Depresión y Personalidad. (MIDAP), la Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE), el Consorcio de Universidad Estatales (CUECH), la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile (SOPNIA) hizo un llamado urgente a aumentar la inversión total en salud mental en el presupuesto del Ministerio de Salud, para que pase del 2 al 6% total, cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para Adriana Muñoz, Presidenta de SOPNIA, la situación es crítica: “Lo que sucede hoy es que, en un contexto complejo en extremo, tenemos además niños, niñas y adolescentes vulnerados viviendo la peor parte, sin tratamientos adecuados, sin educación mínima y con una violencia extrema, que tuvo como corolario la reciente actuación de Carabineros en Talcahuano”, comentó.

En esa línea, la psiquiatra y docente de la Universidad de Santiago precisó los puntos clave para abordar un presente muy complejo: “Tenemos que darle importancia política al neurodesarrollo, a sumar evidencias de que frente a estas situaciones se afecta profundamente el desarrollo de nuestros niños, niñas y adolescentes, por eso necesitamos que la salud mental en Chile se priorice como nunca antes en su historia”, manifiesta.

Ante este escenario, las más de 20 organizaciones académicas y científicas firmantes emplazaron a las autoridades a cumplir con dos puntos esenciales para el país, primero, aumentar el presupuesto en salud mental y segundo, igualar las coberturas de los tratamientos de salud mental con las coberturas existentes para otras enfermedades físicas.

Esto, desde luego, acompañada de campañas de prevención y educación sobre enfermedades de salud mental: “Lo que ha sucedido en el mundo con la pandemia, en Chile tienen más antecedentes que deben ser considerados a la hora de tener una política de salud mental mucho más potente que nos permita trabajar y prevenir casos tan tristes como el sucedido recientemente en Talcahuano”, concluyó Adriana Muñoz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here