Ser padre en el Chile de hoy… y de la Pandemia

0
93

Ser padre 1024x576 - Ser padre en el Chile de hoy... y de la Pandemia

Los estudios de parentalidad, o rol de la figura paterna, son relativamente nuevos. Recién en la década de los 70, la psicología comenzó a indagar más regularmente a los padres y su efecto en el desarrollo infantil. Esto, en su gran mayoría, desde la visión materna: eran ellas las que reportaban qué hacían, cómo lo hacían y se les evaluaba cuánto se parecían a una “madre ideal”.

Por supuesto, así, los datos no eran muy alentadores: los padres pasaban poco tiempo con los niños, participaban escasamente de los cuidados básicos de ellos/as y no lo hacían “tan bien” como ellas. Pero, en la actualidad, entendemos que los hombres cumplen un rol diferente y pueden complementar a la figura materna de una manera positiva para el desarrollo de niñas/os.

¿Y qué nos dicen los datos? Poco sabemos de los padres chilenos. El Centro de Apego y Regulación Emocional de la UDD realizó una investigación en parentalidad y ha aportado con datos relevantes, a través de un estudio con familias de la zona suroriente de Santiago y sus hijos/as de tres años de edad, el cual reveló que estos padres muestran afecto a sus hijos/as con mayor frecuencia que las madres y que les permiten ser más autónomos, mientras que las madres se dedican con mayor frecuencia a actividades como leer, cantar y contar cuentos.

Estos y otros datos, nos sugieren que el juego es un momento en que los padres (hombres) se sienten especialmente cómodos interactuando con sus hijo/as y que lo hacen de manera distinta a las madres. Además, los papás tienden a jugar con sus hijos/as de manera “más física” o brusca, por ejemplo, a la lucha o deportes activos. Y, es a través de estas actividades que le ayudan a sus hijos pequeños a regular su impulsividad y emociones. Con los papás los niños/as “ensayan” las interacciones que tendrán con sus pares, pueden practicar sus regulación y habilidades interpersonales.

Nuestros estudios, como otros fuera de Chile, muestran que padres más involucrados tienen hijos que son capaces de regularse mejor, por ejemplo, ser capaz de esperar por un premio. También, sabemos que –al igual que las madres- un padre tranquilo y contento es un mejor padre. Sin embargo, la salud mental de los padres ha sido bastante invisibilizada en nuestro país. Un tema para preocuparse ya que hemos visto que mientras más síntomas depresivos reportan los padres, menos se involucran con sus hijos/as y viven la parentalidad de manera más estresante.

Y durante la pandemia por Covid-19, ¿cómo se ha visto afectada su parentalidad? Seguimos a las mismas familias por un mes durante esta pandemia. A pesar de existir cuarentena en la zona donde fue realizado el estudio, los padres reportaron pasar menos horas con sus hijos que las madres. Su salud mental se ha visto significativamente afectada, ya que reportan más sintomatología depresiva que antes de la pandemia. Estos síntomas aumentan a medida que han estado más tiempo en confinamiento y en aquellos que tienen más hijos/as.

El estrés parental también ha aumentado en estos padres, lo cual es preocupante porque sabemos que padres con más síntomas depresivos y estrés, tienden a involucrarse menos con sus hijos/as. Además, este estudio también nos muestra que padres con mayores niveles de estrés parental tienen hijos que se portan mal más frecuentemente que los hijos de aquellos con menores niveles de estrés.

¿Qué hacer entonces? La evidencia nos da algunas luces sobre esto. Padres que perciben mayor apoyo de la pareja en la crianza, se sienten menos estresados y tienen hijos que se portan mejor. Al parecer, el saber que no están solos en la crianza, minimiza los efectos negativos de la pandemia y los ayuda a ser mejores padres. Ojalá esto nos lleve a preguntarnos: como sociedad ¿los estamos apoyando?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here